search clock-o download play play-circle-o volume-up image map-marker plus twitter facebook rss envelope linkedin close exclamation-triangle home bars angle-left angle-right share-alt clock-o arrow-up arrow-down2 folder folder-folder-plus folder-open calendar-o angle-down eye

PÁGINA OFICIAL

Santuario de Fátima

Transmisión Online

Papa oficializa peregrinación a Fátima en el Centenario

15 de diciembre, 2016

papa-francisco2.jpg

Papa oficializa peregrinación a Fátima en el Centenario

Francisco vendrá “en peregrinación al Santuario de Nuestra Señora de Fátima del 12 al 13 de mayo”
 

El Papa Francisco estará en Fátima del 12 al 13 de mayo de 2017 “en peregrinación al Santuario de Nuestra Señora de Fátima”.

La información fue oficializada esta mañana al Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Fátima por el Vaticano que a través de la Sala de Prensa hizo saber que “Con ocasión del centenario de las Apariciones de la Bienaventurada Virgen María en Cova de Iria y acogiendo la invitación del Presidente de la República y de los Obispos portugueses, Su Santidad el Papa Francisco irá en peregrinación al Santuario de Nuesra Señora de Fátima del 12 al 13 de mayo de 2017”.

Para el obispo de Leiria-Fátima es un momento de “extrema alegría” porque, en el centenario, a través de la presencia del Santo Padre “estamos unidos a toda la iglesia universal”.

“Siempre que el Papa peregrina como pastor universal es toda la iglesia quien peregrina con él”, y por eso “en esta ocasión quiero expresar el júbilo y el regozijo que el anuncio oficial de esta peregrinación del Santo Padre trae a todo el pueblo portugués y a toda la Iglesia en Portugal”.

“El Papa quiere hacerse peregrino entre los peregrinos de Fátima y eso es un motivo de gran alegría”, adelanta D. Antonio Marto en el mensaje dejado a la Sala de Prensa del Santuario de Fátima.

El prelado destaca, también, la “resposanbilidad” del Santuario pues “no se trata de acoger al Santo Padre solo como peregrino y pastor si no de acoger el mensaje que nos va a traer”.

Por eso, termina, “esta peregrinación debe ser aprovechada en orden a la renovación de la fe”.

También el rector del Santuario de Fátima destaca “una gran alegría” con la confirmación de estas fechas de la visita de Francisco a Cova de Iria.

“Es una alegría porque sabemos que esos días serán de una peregrinación marcada por esa festividad que es el centenario, y por otro lado, porque señala la presencia de un Papa en el medio de nosotros y de un Papa tan amado como es el papa Francisco”, afirma el rector en una declaración a la Sala de Prensa del Santuario.

El P. Carlos Cabecinhas recuerda, mientras, que esta satisfacción está acompañada de un sentido de “responsabilidad de prepararnos convenientemente a través de la oración”.

“Lo que se nos pide es disponibilidad para oir las enseñanzas del Santo Padre”, destacó el Rector destacando que “Francisco tiene siempre una palabra profética”.

El programa de la visita del Papa a Cova de Iria solo será divulgado posteriormente.

Cabe recordar que el 7 de septiembre del año pasado, en el encuentro de los obispos de Portugal con el Papa durante la visita ad Limina, Francisco demostró su “deseo profundo” de visistar Fátima, al afirmar: “tengo ganas de ir a Fátima (quiero ir a Fátima)”. Y ya lo había dicho también, en privado, al obispo de la diócesis de Leiria-Fátima, en abril de 2015 que, “si Dios (me) da vida y salud” estaría en Cova de Iria para celebrar el centenario de las apariciones de Fátima.

Francisco será el cuarto jefe de laIglesia Católica en visitar Fátima después de Pablo VI (1967), Juan Pablo II (1982, 1991 y 2000) y Benedicto XVI (2010).

Los viajes internacionales de los Papas son una novedad que se remonta a la segunda mitad del siglo XX, con el pontificado de Pablo VI (1897-1978), que en la última sesión del Concilio Vaticano II anuncia su intención de entregar la Rosa de Oro a Nuestra Señora del Rosario de Fátima.

A partir de ese momento, Portugal entraría en la ruta de las visitas apostólicas en el quinto viaje de ese Pontífice italiano, el 13 de mayo de 1967, con ocasión del 50º aniversario de las apariciones marianas, reconocidas por la Iglesia Católica, en Cova de Iria.

Fátima se transforma en el principal motor de los cinco viajes pontifícios, después de que ya Pío XII, el 31 de octubre de 1942, consagrase el mundo al Inmaculado Corazón de María, en plena II Guerra Mundial.

Pablo VI quiso venir personalmente a Fátima, como peregrino, el 13 de mayo de 1967, habiendo decidido que el avión que lo transportó desde Roma aterrizase em Monte Real, quedando alojado en la entonces Diócesis de Leira (hoy Leiria-Fátima).

Juan Pablo II, que el 13 de mayo de 1981 había sido abatido a tiros en la Plaza de San Pedro, en un atentado contra su vida, vino a Cova de Iria un año después, a agradecer públicamente la intercesión de Nuestra Señora de Fátima en su recuperación.

En mayo de 1982, en el aniversario de ese primer atentado contra su vida, Karol Wojtyla (1920-2005) llegaba a Fátima para “agradecer a la Divina Providencia en este lugar que la madre de Dios parece haber escogido de manera tan particular”.

El Papa polaco volvió a Portugal nueve años después: el 10 de mayo de 1991, Juan Pablo II celebró Misa en el Estadio de Restelo y viajaría después hacia las Azores y Madeira, antes de centrarse en el Santuario de Fátima, los días 12 y 13 de mayo.

Durante cuatro días, San Juan Pablo II profirió 12 intervenciones y envió una carta, desde Cova de Iria, a los obispos católicos de Europa, que preparaban una asamblea especial del Sínodo de los Obispos, dedicada al Viejo Continente.

El 12 y 13 de mayo de 2000, ya con la salud debilitada, Juan Pablo II regresó a Portugal, para presidir la beatificación de los pastorcitos Francsico y Jacinta Marto. En la misma ocasión se dió el anuncio de la publicación de la tercera parte del llamado “Secreto de Fátima”.

Benedicto XVI visitó Portugal del 11 al 14 de mayo de 2010, para señalar el décimo aniversario de la beatificación de Francisco y Jacinta Marto, con paso por Lisboa, Fátima y Oporto.

En 2017 será el turno de Francisco. Tal como Pablo VI centrará su visita exclusivamente en Cova de Iría, donde el 13 de mayo de 2013 el entonces cardenal patriarca de Lisboa, D. José Policarpo, consagró el pontificado del Papa argentino a la Virgen María.