27 de noviembre, 2020

2020-11-28_Ano_Pastoral_Foto2.jpg

 

Santuario de Fátima adapta la acción de los próximos tres años con la preparación de la Jornada Mundial de la Juventud de Lisboa

El nuevo año pastoral tendrá como tema la frase "Alabado sea el Señor, que levanta a los débiles" y presenta el mensaje de Fátima como expresión de la solicitud de Dios por una humanidad que sufre.

El Santuario de Fátima adaptará los próximos tres años de su acción pastoral con la preparación de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), prevista para 2023 en Lisboa, procurando responder a los nuevos retos pastorales planteados por la pandemia.

En la presentación del año pastoral y del plan pastoral para los próximos tres años, realizada “online” este sábado, el Padre Carlos Cabecinhas explicó que se inicia ahora un nuevo trienio que tiene como horizonte la realización de la JMJ, cuyo tema es "María se levantó y se puso en camino de prisa".

El nuevo año pastoral, que ahora comienza, tendrá como tema "Alabado sea el Señor, que levanta a los débiles" y se inserta en un contexto más general de tres años, centrados en María, correspondiendo así a la llamada del Papa Francisco de proponer a los jóvenes de todo el mundo un camino preparatorio para la Jornada Mundial de la Juventud en Lisboa, en el año 2023.

"El horizonte común a todos ellos es, por un lado, el intento de discernir los nuevos desafíos de interpretación y propuesta del mensaje de Fátima que surgen de la actual situación cultural y económica-social generada por la pandemia, y por otro lado, el deseo de adaptar el Santuario con el proceso de preparación de las Jornadas Mundiales de la Juventud" justificó el Padre Carlos Cabecinhas.

El Rector del Santuario de Fátima afirmó que la pandemia que asola el mundo "constituye un profundo desafío pastoral que pide ser considerado globalmente en la vida y en la acción del Santuario".

"La crisis que surge de la pandemia ofrece una oportunidad para acoger esta llamada de un modo particularmente significativo", dijo el Padre Carlos Cabecinhas, al subrayar que es en este contexto de dificultad en el que el mensaje de Fátima puede ser aún más "una expresión de la solicitud de Dios por una humanidad que sufre".

"En la medida en que el mensaje de Fátima invita a intensificar la experiencia del encuentro con Dios, implica, necesariamente, el testimonio cristiano y la disponibilidad de salir para la misión", dijo el Rector del Santuario.

Reforzar la propuesta del mensaje de Fátima "como llamada a la conversión" y perfeccionar el modo de ayudar a los peregrinos a vivirla; acoger y presentar el mensaje de Fátima como la buena noticia de Dios y hacer del Santuario el lugar de acogida de los peregrinos en situación de fragilidad o sufrimiento son los principales objetivos de un trienio que, en 2021, invita a anunciar y proponer el significado que la fe cristiana, y el mensaje de Fátima en particular, pueden ofrecer a la experiencia de la fragilidad humana

Fátima se propone, pues, "como mensaje y lugar de esperanza al dar sentido a la experiencia de la fragilidad y del sufrimiento humanos" y los Santos Pastorcitos se presentarán "como figuras ejemplares en el proceso de lo que significa el sufrimiento y en la solicitud por el otro que sufre".

El tema del nuevo año pastoral parte de la frase bíblica del Evangelio de Lucas: "¡Muchacho, a ti te lo digo, levántate!” (Lc 7:14), que nos remite a un horizonte de esperanza, a pesar de los días difíciles, refiere también el Padre Carlos Cabecinhas al subrayar la presencia y el compromiso de Dios en la historia de cada uno y de la humanidad entera.

"Este tema es una invitación a acoger e irradiar esta certeza, reavivada por ese horizonte de esperanza que el acontecimiento de Fátima reafirma", dice el sacerdote, que destaca, por otra parte, la consulta de las Memorias de la Hermana Lucía, cuando en la aparición de junio en la Cova de Iría, Nuestra Señora le prometió que nunca la abandonaría: "¿Y tú sufres mucho? No te desanimes. Yo nunca te dejaré. Mi Inmaculado Corazón será tu refugio" (Memoria IV).

Este diálogo "iluminará" todo el año pastoral mostrándonos cómo en el mensaje de Fátima encontramos "el primer movimiento de empatía que reside en la voluntad de conocer e incorporar el sufrimiento del otro, buscando conocerlo y dándole la posibilidad de expresarse", pero también el mensaje "como una palabra que reconforta y anima, porque ofrece una posibilidad de encontrar un sentido para superar el desánimo". El diálogo presentado por Lucía nos remite, además, a la necesidad del Santuario de encontrar "procesos pastorales" que hagan que los peregrinos sientan este lugar como aquél que acoge a todos los que "buscan refugio" en el regazo maternal de Nuestra Señora.

Para la vivencia de este nuevo ciclo pastoral de tres años, y de este año pastoral en particular, el Santuario ha preparado varios elementos de apoyo como el cartel y otros soportes gráficos que recordarán, a lo largo del año, el tema que guía la vida del Santuario; una catequesis alusiva al tema en los paneles colocados en los paseos del Recinto de Oración y un itinerario de oración como propuesta a los peregrinos, para todo el trienio.

A nivel de la formación y de la reflexión, hay que resaltar el regreso del Simposio Teológico-Pastoral y en el ciclo de encuentros en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario.

A nivel cultural será valorado el gran órgano de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, con varios momentos musicales a lo largo del año.

También habrá la exposición temporal "Los rostros de Fátima: fisionomías de un paisaje espiritual", que se ha inaugurado hoy y que puede visitarse a partir del 2 de diciembre y que tiene la particularidad de exhibir también algunas de las piezas más significativas de la exposición permanente de este Santuario.

"Este año no nos es posible hacer la jornada de presentación del tema del próximo año pastoral de la manera habitual, debido a las limitaciones que son impuestas por la situación de pandemia que nos afecta", afirmó el Rector.

"Todos somos conscientes de que el próximo año estará todavía profundamente marcado por la situación pandémica y que nos enfrentaremos a muchas dificultades, a los más diversos niveles. Pero creemos que el mensaje de Fátima es un mensaje de esperanza y de ánimo", dijo al terminar su exposición, esperando que sea posible regresar al Santuario "sin limitaciones lo más deprisa posible".

La sesión de apertura del nuevo año pastoral, que comienza este domingo, el primero del tiempo de Adviento, fue transmitido "online", sin la presencia física de los invitados, lo que constituyó también un signo del tiempo que está viviendo Fátima, juntamente como país y el mundo entero, experimentando un fin de semana más de toque de queda en el marco de las medidas de contención del Estado de Emergencia.

PDF

HORARIOS

17 oct 2021

Misa, en portugués, en la Basílica de la Santísima Trinidad

  • 07h30
Misa

Rosario, en la Capilla de las Apariciones

  • 10h00
Rosario
Este site utiliza cookies para mejorar su experiencia. Al continuar navegando aceptará su utilización. Su navegador de Internet está desactualizado. Para optimizar su experiencia, por favor actualice el navegador.